Actuación del coro Partichela


Sigüenza. 30 de mayo de 2021. En la tarde de ayer tuvo lugar, en el Auditorio de El Pósito, un concierto de Partichela, un coro creado en Tres Cantos (Madrid) que realizaba así su primera actuación completa después del confinamiento y posterior prolongación del Estado de Alarma.

Dirigido por Cecilia Di Marco, el concierto 'Traspasando barreras a través de la música' resumía perfectamente en su título el contenido musical. Comenzó con un homenaje a la labor educativa que las Misiones Pedagógicas llevaron a cabo entre 1931 y 1936, de cuyo inicio se cumplen ahora 90 años.  Fue aquel un proyecto de solidaridad cultural patrocinado por el Gobierno de la Segunda República Española, desde las plataformas del Museo Pedagógico Nacional y la Institución Libre de Enseñanza.  Acercaron la música, el arte, literatura, teatro, cine o pintura a pueblos y aldeas de toda España.  Así, el concierto se inició con una obra armonizada por Eduardo Martínez Torner, responsable del proyecto musical de las Misiones Pedagógicas. A continuación, Partichela interpretó obras musicadas de Luis Cernuda, uno de los poetas que colaboró con las Misiones, de Antonio Machado, que fue vocal del Patronato, para terminar con un reconocimiento a la contribución de Rafael Alberti, poeta gaditano que también las apoyó. Además, una de aquellas iniciativas, tuvo como destino Sigüenza.

Después de haber saltado la barrera del tiempo, el concierto saltó la del Océano Atlántico, para rendir homenaje a Astor Piazzolla, bandoneonista y compositor argentino considerado uno de los compositores más importantes de tango en todo el mundo, puesto que el pasado 11 de marzo se cumplía el centenario de su nacimiento.

Finalmente, el concierto hizo lo mismo con la barrera de los ritmos, pasando de la bossa nova y el tango del argentino al pop y el rock, interpretando 'Aleluyah' de Leonard Cohen, y el Bohemian Rhapsody, de Queen. “Fue un programa muy pensado y muy consciente de lo que queríamos lograr, traspasar barreras a través de la música y proponer al público un recorrido musical con este hilo conductor”, afirma Di Marco.

La de anoche fue la primera actuación del coro en Sigüenza. Su presentación correspondió a la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Sigüenza, Ana Blasco.  “Estamos muy contentos de recuperar las actuaciones en directo en la ciudad. La música coral de Partichela y la profundidad de los sentimientos que transmite, también nos ha ayudado a superar la barrera de la pandemia, en el camino hacia la normalidad”, señala.

Elena Rodríguez-Monsalve, una de las coreutas, que además tiene relación con la localidad de Pelegrina, resumía la dificultad de los ensayos en este tiempo para el coro. “Las restricciones de movilidad, y en general las provocadas por la pandemia, nos han obligado a ensayar de manera no presencial temas complicados como los que interpretamos en El Pósito. Por otra parte, el hecho de cantar con mascarillas y guardando la distancia de seguridad, aumenta la dificultad del concierto, porque no oyes igual a tus compañeros y la voz no se proyecta al público con la misma intensidad, pero estamos muy contentos con el resultado”, señala. “Nos hemos sentido como en casa. El lugar es maravilloso, en todos los sentidos de la palabra. La conexión con el público, ha sido emocionante, pese a que había aforo limitado, como no podía ser de otra manera”, añade en este sentido la directora de Partichela.

Partichela es un coro mixto adulto de sopranos, contraltos, tenores y barítonos bajos, en el que sus 18 integrantes cooperan para cantar un repertorio vocalmente exigente de canciones modernas y clásicas, bajo la dirección musical corresponde a Cecilia Di Marco Moreno

La coordinación de las actividades de gestión interna y externa del coro, está a cargo de las alumnas de la asignatura de canto coral de la escuela de música Partichela (Tres Cantos)

En los conciertos, con frecuencia acompaña al coro con su virtuosismo al piano, el Maestro Jorge Di Renzo, como ocurría ayer en Sigüenza. “Nos llamamos Partichela porque entendemos que la vida es una partitura donde se plasma la melodía de la vida de las personas. Nuestro coro encarna esta idea: transmitir con el canto coral distintos repertorios, en los que siempre cuidamos especialmente el arreglo coral”.