Mejora del tráfico en el casco histórico


Sigüenza. 07 de junio de 2022.  El Ayuntamiento de Sigüenza aprobó ayer dos ordenanzas, desarrolladas por  el gobierno municipal en permanente comunicación con los vecinos del casco histórico, que llegan para “garantizar el aparcamiento, de manera gratuita, en lugares cercanos a sus domicilios a quienes viven en el casco histórico, como una nueva medida de lucha contra la despoblación”, señala María Jesús Merino, alcaldesa de Sigüenza, pero también de “favorecer la imagen turística y la seguridad vial de Sigüenza, haciéndola más atractiva y eficiente a quienes la visitan el fin de semana”, añade.

Así, con los votos a favor del gobierno municipal, se aprobaron en primer lugar la Ordenanza del Servicio de Ordenación y Regulación del Aparcamiento de Vehículos en la Vía Pública de Rotación y Residentes, y a continuación la Ordenanza Fiscal Reguladora de la Tasa por Estacionamiento de Vehículos en Zonas de Rotación o Duración Limitada (zona azul).

La aprobación de ambos textos ayer cumple dos objetivos fundamentales. El primero es el de garantizar que los residentes puedan estacionar siempre en  lugares cercanos a sus domicilios, puesto que va a haber plazas de aparcamiento reservadas para ellos en diferentes zonas del casco histórico que serán gratuitas.

El segundo es el de racionalizar el tráfico en la ciudad durante los fines de semana. La ordenanza incrementa la seguridad vial, porque va a limitar la intensidad del tráfico en el casco urbano, protegiendo así los intereses de los vecinos.  Para ello,  el Ayuntamiento ha habilitado diferentes aparcamientos de pago para quienes visitan la ciudad sábados y domingos, “de manera que, con esos fondos, podamos cuidar de nuestro turismo”, añade la alcaldesa. En contraposición, el Ayuntamiento va a poner diferentes solares y aparcamientos reservados a disposición de los residentes.

“Estas medidas deberían estar en marcha desde hace mucho tiempo. Las consideramos imprescindibles para continuar nuestra lucha contra la despoblación, pero también para mejorar la imagen de nuestra ciudad y para seguir creciendo como destino turístico”, valora Merino.

Ambas han sido desarrolladas teniendo en cuenta a los seguntinos. Con este fin, se abrió un plazo para que manifestaran sus opiniones, que en muchos casos han sido vinculantes. A partir de ahora, y una vez que ambas ordenanzas han sido aprobadas inicialmente,  se abre un nuevo plazo, de un mes, para alegaciones, “que por supuesto, el gobierno municipal tendrá muy en cuenta, como ha ocurrido con los antecedentes, llegando a incorporarlas, si es oportuno, en la redacción final de los textos”, termina Merino.