Más apoyos a nuestra candidatura


Cuenca. 25 de octubre de 2022.   Este fin de semana se ha celebrado en la ciudad de Cuenca, una de las quince ciudades de España Patrimonio Mundial, la XLVII Reunión de la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales (RAECO). La cronista oficial de Sigüenza, Pilar Martínez Taboada, participó en esta reunión, a la que acudieron sesenta representantes de todas las Comunidades Autónomas.

Martínez Taboada expuso una comunicación titulada “El paisaje cultural Dulce y Salado entre Sigüenza y Atienza en la Lista Indicativa de la UNESCO”.

En la Asamblea General que se celebró el sábado, y antes del inicio de la primera sesión de comunicaciones de la mañana, el presidente de RAECO, Juan Antonio Alonso Resalt, al que acompañaban varios miembros de la Junta Directiva, además del Cronista oficial de Cuenca, anfitrión del Congreso, en su Informe anual afirmó que la RAECO apoya la Candidatura de la ciudad de Sigüenza y su territorio a Patrimonio Mundial y anunció que el próximo Congreso, a celebrar en octubre del 2023, tendrá lugar en Sigüenza para subrayar el apoyo.

La cronista explicó que el territorio de la candidatura se define en el dossier de la Candidatura como “relicto fósil”, es decir, que sí bien evolucionó entre los siglos XII y XVIII, en la actualidad está detenido y la mayoría de los pueblos insertos en él se encuentran afectados por la despoblación. Aunque muchos de ellos tienen un alto potencial turístico por su rico patrimonio cultural y natural, y en conjunto tienen el valor de configurar un paisaje medieval y moderno no transformado entre dos enclaves mucho más activos, como son el de Atienza y, sobre todo, el de Sigüenza.

La cronista oficial de Sigüenza afirmó en el congreso que es un territorio por el que merece la pena apostar y que podría revitalizarse en los años precisos para lograr su declaración como Patrimonio Mundial. De hecho, el próximo mes de noviembre se celebrará en Sigüenza la VI Feria Nacional para la Repoblación de la España Rural, PRESURA, que ofrece el marco perfecto de puesta en común y de divulgación de sus iniciativas a los jóvenes emprendedores que se animan a volver a vivir en esos pueblos abandonados.

La Feria potencia la repoblación del territorio en pleno siglo XXI, semejante a la repoblación que se llevó a cabo en los siglos XII y XIII tras la Reconquista de Sigüenza en los mismos territorios de la Candidatura, una candidatura que lleva como nombre: “Paisaje Cultural Dulce y Salado, entre Sigüenza y Atienza”.