Sonia Hernández premio 'Sigüenza por la Igualdad 2022'


Sigüenza. 29 de octubre de 2022. El Ayuntamiento de Sigüenza, desde la Concejalía de Igualdad y del Centro de la Mujer, entregó ayer a Sonia Hernández el XIX Premio Ciudad de Sigüenza por la Igualdad 2022.

El premio es un reconocimiento a aquellas personas o entidades que, en el devenir de su trabajo diario, impulsan, con su ejemplo, la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres en nuestro municipio.

La concejala de Mujer e Igualdad, Teresa Franco, se encargaba de presentar el premio. “El gobierno de Castilla – La Mancha apuesta por la igualdad como motor de desarrollo y calidad de vida y, asimismo, lo hacemos desde el Ayuntamiento de Sigüenza, en cumplimiento con el II Plan Estratégico para la Igualdad de Oportunidades entre mujeres y hombres, que recoge el compromiso político con la erradicación de la violencia de género y de las desigualdades que la perpetúan, con una atención especial para la igualdad de oportunidades en el medio rural”, señalaba.

Sonia Hernández Garijo es soriana de nacimiento y seguntina de adopción.  Su trayectoria profesional en el mundo de los idiomas es sobresaliente. Ha trabajado como traductora en ferias y congresos para una empresa tan importante como Grupo Leche Pascual, durante 17 años de forma exclusiva y, aún hoy de forma puntual. Fue precisamente en uno de los viajes que hizo con la empresa a Zúrich, donde inició la captación de potenciales estudiantes adultos de español en Suiza, comenzando con ello otra vertiente de su profundo conocimiento de los idiomas. “Sonia habla siete idiomas, siendo así, nuestra seguntina más internacional", explicaba la concejala en su presentación.

Más tarde, contactó con ella un colegio de Noruega que también enseñaba español a sus estudiantes. Fue entonces cuando Sonia percibió que tenía que fijar su objetivo profesional en grupos de estudiantes de centros escolares fuera de España y reestructuró la planificación de su empresa, tanto de la captación como del proyecto de aprendizaje, para adaptarlo a estos grupos adolescentes. Hoy, recibe habitualmente a estos grupos de estudiantes, a los que aloja en familias seguntinas, contribuyendo con ello a generar intercambio cultural, y también beneficio económico en el municipio. En este sentido, Teresa Franco se hizo eco de unas palabras de agradecimiento que había escrito previamente Ana Blasco, concejala de Educación: “Sonia ha entrado hasta el corazón de nuestras casas aportando a nuestros jóvenes, diversidad, multiculturalidad, amistad, tolerancia, abriendo diálogos de entendimiento e igualdad entre géneros. Sonia ha conectado espacios y territorios, y ha hecho a jóvenes de aquí y de allá, sentirse universales. Todos ellos han aprendido a ser más generosos y a compartir incluso sus habitaciones y toda su casa .Nuestros jóvenes les han enseñado nuestra ciudad el lugar donde habitan y su patrimonio , les han llevado al pinar, a las calles, a los ríos y paisajes.  Han compartido los amigos y pandillas saliendo por la tarde y noche con ellos a los pub y a pasear. Han compartido las mascotas , los perros y los gatos. Y la gastronomía. Han cocinado juntos. Y se continúan hablando y se felicitan por año nuevo”. Fue una maravillosa y afectiva descripción del trabajo de Sonia y su relación con Sigüenza.

Trabajadora incansable y tenaz, ha sabido hacer de su pasión su profesión. Primero, con los idiomas, que ya sus padres le inculcaron su importancia desde niña, llevándola a clases de francés o enviándola a campamentos de verano en Inglaterra.

Pero también volvió a reinventarse durante la pandemia, época en la que no podía organizar los cursos debido a los confinamientos, convirtiendo de nuevo otra de sus pasiones en su trabajo: el arte.

Sin amilanarse por las circunstancias económicas, Sonia y su pareja, Julio Álvarez han abierto una galería de arte  Sigüenza, frente a la catedral, con obras de gran nivel.

“Pero también queremos destacar su valía como persona, siempre dispuesta a colaborar con sus conocimientos de idiomas en acciones humanitarias, como en la recogida de material de protección al inicio de la adopción de las medidas contra el COVID-19, por parte de la Peña Atlética de nuestra localidad”, apostilló la concejala, antes de manifestarles el agradecimiento del municipio por  la calidad de su labor y por lo que ésta supone como contribución al avance por la igualdad de las mujeres en el medio rural, que abre caminos para las generaciones futuras. Teresa Franco agradeció el trabajo del equipo del Centro de la Mujer, que, una vez más, supo convertir el acto en un momento entrañable para la ciudad.

Después de la proyección de un video elaborado por el Centro de la Mujer como homenaje a su trabajo incansable para cumplir sus sueños, Sonia recibió el galardón de manos de Teresa Franco. El acto terminó con unas palabras de la galardonada en las que evidenció su amor por Sigüenza, y también su pasión por la enseñanza. “A mis alumnos siempre les he recomendado lo mismo: formación y formación. Estando bien formados se desvanece cualquier barrera de género, de clase social o de cualquier otro tipo. Esa ha sido mi experiencia y es lo que les trato de inculcar ahora a ellos. A la inquietud por aprender hay que añadir la pasión por lo que uno hace, trabajo, sin escatimar el numero de horas para hacer las cosas bien hechas, y honradez. Si en su momento salí de Sigüenza para ver el mundo, algo que he hecho, siempre sin irme del todo,  después he vuelto. Y debo decir placer volver y vivir aquí y llevar a cabo mi profesión aquí y mis proyectos. Seguiré trabajando con ilusión para seguir aportando lo que pueda”, terminó, antes de recibir un caluroso aplauso.