Pablo López gana la Pintura Rápida


Sigüenza. 30 de octubre de 2022.  Treinta y dos pintores se han dado cita en Sigüenza en la vigésima edición del Concurso de Pintura Rápida, que debido a su convocatoria bienal y a la pandemia, llevaba cuatro años sin convocarse.   

No les han faltado motivos para emocionarse y pintar. Diseminados por la ciudad, y también por sus pedanías, han logrado captar bellísimas imágenes, que luego, a partir de las 17 horas, quedaban expuestas en la Plaza Mayor de Sigüenza. La estampa, a esa hora en una maravillosa tarde de sábado, era un cuadro más.

A continuación, y después de la deliberación del jurado, presidido por Ana Blasco, concejala de Cultura, y compuesto por Emilio Fernández-Galiano, pintor; Matilde Osuna, grabadora y calcógrafa; Laura Yubero, artista plástica, y Martín Nieto, restaurador, la secretaria del jurado, Eugenia Pallán daba lectura al acta, que todos firmaron después. Y, al filo de las 18:30 horas, en acto público, se llevaba a cabo la entrega de los premios.

Lo iniciaba Ana Blasco afirmando que el concurso de pintura rápida es una de las actividades culturales más bonitas que organiza el Ayuntamiento de Sigüenza, por muchos motivos: los artistas que acuden, la posibilidad de seguir su trabajo en la ciudad y luego, verlo recopilado en la gran exposición final. Por todo ello, dio las gracias a los pintores por venir, y también por contribuir, de alguna manera a que Sigüenza y su comarca sean en el futuro Patrimonio Mundial. “Este concurso, suma”, señaló. Blasco destacó también la labor del jurado y de los patrocinadores, “que siempre están ahí, desde hace muchos años”. Y, por último, como presidenta del jurado, calificó la decisión del fallo como muy complicada, por la gran calidad de las obras presentadas a concurso. “La Plaza Mayor de Sigüenza se ha convertido hoy en la mejor sala de exposición posible”, terminó.

La edición de este año ha repartido nada menos que  4.400 euros en premios, un esfuerzo que el portavoz del jurado, Emilio Fernández-Galiano destacaba en sus palabras. “El Ayuntamiento de Sigüenza lleva, desde hace años, apostando por el arte”. En este sentido, también puso en valor el trabajo diario que se está haciendo en la Escuela de Arte de Sigüenza, que lleva ya dos años de trabajo con gran éxito de participación, y agradeció expresamente el trabajo de Ana Blasco para ponerla en marcha.

Fernández-Galiano coincidió con la concejala en calificar al concurso “de una gran calidad pictórica”, y se llevó la ovación de la tarde al condenar, enérgicamente, los ataques a obras de arte como arma reivindicativa. “No se puede atacar el arte, porque es todo lo contrario. El arte es el mejor mensaje de concordia que existe”, afirmó con rotundidad

El primer premio, correspondiente al Ayuntamiento de Sigüenza, dotado con 1.400 euros y diploma, fue para un pintor enamorado de Sigüenza, Pablo Rubén López, por una maravillosa acuarela de las salinas de Imón. “Estoy muy contento, y emocionado, porque no sabía si iba acertar con el tema”, señalaba el ganador ayer, convencido, después de varios viajes por la comarca, de que algún día tenía que pintar las salinas. “Ha sido hoy, por fin”.  Ana Blasco lo había definido como el pintor del agua, como luego él mismo reconocía después. “Pese a que el día amaneció gris, vine pronto,  había colores cálidos en el cielo, que se reflejaban en las salinas. He elevado el horizonte para darle relevancia a esos reflejos”, contaba. Pablo, ganador de varios concursos en Sigüenza, opinó que el concurso tuvo “muy buen nivel, con pintores venidos de toda España”.  El artista participa en el concurso desde que tenía 16 años, “aún tengo, en casa de mis padres,  cuadros de aquella época”, recordaba ayer,  mientras se hacía evidente su cariño por la ciudad.

El segundo premio, dotado con 700 euros y diploma, e igualmente correspondiente al Ayuntamiento de Sigüenza,  fue para Paco Campos. En este caso, el artista sorprendió al jurado con una acuarela de una perspectiva muy original reflejando la gran puerta de madera de la Puerta del Mercado, en la Catedral de Sigüenza. “He visto la puerta y me he decidido enseguida”, señalaba. En otras ocasiones, el pintor se había decantado por calles o panorámicas, habiendo obtenido también algún premio. “Mi cuadro recoge la luz que entraba en la plaza, de izquierda a derecha, quedando el primer lado en penumbra, y acentuándose el contraste en la puerta, que creaba formas y perspectivas. El suelo, le da emoción y sentimiento al cuadro”, explicaba Campos. Como el ganador, también Campos reconocía el gran nivel del concurso, por lo que agradecía el veredicto de jurado. “Sigüenza es espectacular. Sin palabras, sin más”, terminaba al respecto de la motivación como pintor.

El resto de los premios se repartió de la siguiente manera:

TERCER PREMIO: 500 € y diploma (Font Vella). Francisco Javier Sanz.

TERCER PREMIO: 500 € y diploma (Pedro Moreno e Hijos, SL) Rafael Carrascal.

TERCER PREMIO: 500 € y diploma (Galería de Arte Sigüenza) Francisco Solano

CUARTO PREMIO: 400 € y diploma (El Molino de Alcuneza) Justo Paniagua

CUARTO PREMIO: 400 € y diploma (Química Sigüenza) Sara Aguilera.