Al descender por la calle del Cardenal Mendoza, calle principal de la ciudad y centro comercial, y entrar en la calle de la Yedra, en el lado oeste podemos encontrar las ruinas de un palacio renacentista, que sólo conserva su sugerente portada de estilo plateresco, rematada con el escudo del obispo Fadrique de Portugal.

Algunos autores señalan este palacio como la sede del tribunal de la Inquisición en Sigüenza. Otros autores piensan que esta casa puede ser la Casa de la Moneda del obispo don Fadrique de Portugal.